14.6.17

ELEANOR McEVOY:
"Eleanor McEvoy"

Es cuanto menos extraño que una banda tan grata y exitosa como U2 no cuente con alguno de sus discos (grandes álbumes como "The Joshua tree" o "Achtung baby") entre los más vendidos de todos los tiempos en su propio país. Echando un vistazo a la lista de ventas histórica de Irlanda, sólo un recopilatorio suyo se instala el cuarto puesto de esa tabla, mientras que la todopoderosa Enya, la mediática Sinead O'Connor o otro grupo irlandés superventas como The Corrs ni siquiera llegan al top 10, que sí han alcanzado otras bandas y solistas importantes como Oasis, Adele, Coldplay o los Beatles. El segundo puesto es para un recopilatorio de ABBA, mientras que el cantautor británico David Gray ocupa el puesto de honor con su trabajo "White ladder". En cuanto a otros músicos irlandeses, el mítico co-fundador de Planxty y Moving Hearts, Christy Moore, mantiene una extraordinaria quinta posición con un disco en directo, pero el caso más curioso se da en el tercer puesto con el álbum genuinamente irlandés más vendido en su país, el recopilatorio "A woman's heart" (Dara Records, 1992), una colección de canciones de seis importantes artistas folclóricas irlandesas (Mary Black, Eleanor McEvoy, Dolores Keane, Sharon Shannon -la única que no aporta la voz, sino su característico acordeón-, Frances Black y Maura O'Connell) impulsada por la creciente popularidad de Mary Black, y comandada por la extraordinaria composición que inspira el título de la compilación, "Only a woman's heart", el gran y sorpresivo éxito de la joven dublinesa Eleanor McEvoy, que al respecto pensaba: "Creo que hace veinte años en Irlanda la mujer pasaba por malos tiempos (...) A veces pienso que tal vez mi canción ("Only a woman's heart") resonó entre la gente debido a esto".

Eleanor vino a añadir un poco de frescura y juventud al panorama de las voces femeninas irlandesas, que realmente pasaba por un buen momento en los 90. Ella contaba con 25 años cuando, tras interpretar "Only a woman's heart" en un pub irlandés, y escuchada por Mary Black, ésta le propuso incluir su canción en la recopilación antes mencionada. La propia Mary cantó esa versión de la canción junto a Eleanor en el álbum, que también incluía otro bonito tema de la joven, "I hear you breathing in", dándose la circunstancia de que se trataba de la única de las seis mujeres que componía sus propios temas en la compilación. También todas las canciones de su primer disco en solitario iban a ser composiciones propias, un álbum inspirado y realmente disfrutable, de título simplemente "Eleanor McEvoy", publicado por Geffen en 1993. Rodeada de una buena plana de músicos irlandeses, Eleanor demostró estar sobradamente preparada para el lanzamiento de este espléndido debut, con letras llenas de historias de amor y desamor, de relaciones difíciles, de mujeres atormentadas pero en definitiva luchadoras. A pesar de su alianza con las grandes de la música folclórica irlandesa, ella no era una cantante tradicional, ni una intérprete de música celta, sino una cantautora que gustaba de incorporar en su repertorio detalles de esos estilos y de sus influencias, principalmente pop, rock, e incluso música clásica. En la portada, una guapísima Eleanor con su guitarra y unas letras juveniles y coloridas. Además de su aprendizaje de piano y violín desde pequeña, sus estudios de música en el Trinity College y su experiencia de cuatro años en una orquesta sinfónica, le permitieron añadir una pequeña sección de cuerdas (viola, violines y principalmente chelo) en varias de las canciones, que se unían al bajo de Jim Tate, la batería y programaciones de Noel Eccles, las guitarras, dobro, armónica y órgano de Bill Shanley, y sus propias voces, guitarras, piano, órgano, harmonio y violín, bajo la producción de Pat Moran. En dos de las canciones, la gaita del prestigioso Declan Masterson (que había coincido con Noel Eccles en el grupo Moving Hearts), y en una, el oboe de David Agnew. En este entorno totalmente acústico, y a gusto con la mencionada etiqueta de cantautora ("esa palabra me define exactamente", aclaraba), el álbum comienza de forma animada con los juegos vocales y sonoras guitarras de "Finding myself lost again", un estilo en el que la artista profundiza en otras melodías pegadizas como "Apologise" (con más furiosos guitarreos), "For you" (otro de los descubrimientos del álbum, hermosísimo tema en el que la irlandesa demuestra su buena voz y se deja escuchar el estiloso oboe) o la sugerente y divertida, casi adolescente, "It's mine". Dejando aparte "Only a woman's heart", situada en segundo lugar, "Boundaries of your mind" es otra excelente canción de esta primera mitad del álbum, que concentra todos sus temas promocionales ("Only a woman's heart", "Apologise", "For you" y "Finding myself lost again", de las que se publicaron numerosos singles y maxis). La calidad, sin embargo, continúa durante toda su extensión, por medio de una limpia y hermosa sensación de pureza y sinceridad: a la profundidad de "Not quite love" y a su estupenda instrumentación (batería, guitarra, un gran bajo) se une la plácida gaita, bonito detalle irlandés que se repetirá al final de la obra; el chelo acompaña lacrimosamente, junto a la guitarra acústica, "Go now"; otras como "Music of it all" le siguen en su espíritu calmado, roto por otra de esas composiciones de fácil escucha, de título "Leave her now", donde la entrada de violines deviene en una pieza con capacidad de radiodifusión en un acercamiento folclórico a grupos como The Corrs, por ejemplo. En un grandísimo final, dos cortas canciones en una onda recogida y sentida, "Breathing hope" y, con instrumentación escasa y gran sentimiento irlandés -cercano a Mary Black y las grandes damas con las que compartió aquel recopilatorio de éxito-, "Stray thoughts". El sello Market square publicó en 2003 una edición especial, con cuatro nuevas canciones: "Et c'est bien" (la versión en francés de "Its mine"), la rockera "Wilderness", "Cat's eyes" y "Corazón de mujer", la forzada (prescindible, de hecho) versión en español del tema principal.

"Mi corazón está triste, mi corazón está tan triste, como sólo un corazón de mujer puede estarlo", frasea el comienzo de
"Only a woman's heart". Cada cierto tiempo surgen canciones que pueden llegar a convertirse, por méritos propios, en pequeños himnos de la música irlandesa de carácter folclórico, aunque en ocasiones el paso del tiempo y la apetencia de las nuevas generaciones por otro tipo de ritmos más modernos, acaben instalándolas cerca del olvido. El de esta composición es un caso de un auténtico 'one-hit wonder', aunque Eleanor ha continuado una activa y extensa carrera que continúa hasta la actualidad, en compañías como Columbia, Dandelion, Diverse o Moscodisc. "Only a woman's heart" es una canción estupenda, bien interpretada y con una sección de chelo, viola y violines que la complementan a la perfección, un todo que caló en la audiencia británica, que se escuchó en muchos otros países (como España, que contó con esa propia versión en castellano), y que fue versionado por un buen número de artistas. A esa canción se debió gran parte del éxito del recopilatorio "A woman's heart", cuyo segundo volumen fue publicado -con toda lógica, a la vista de 750.000 discos vendidos del anterior- dos años más tarde que aquel, y que no contó entre las féminas irlandesas seleccionadas con Eleanor McEvoy, aunque en 2002 se publicó una tercera entrega, con el título "A woman's heart (A decade on)", que sí incluía un tema de la McEvoy, "Please heart, you're killing me".







Etiquetas: , , ,

6 Comments:

Blogger Pepe said...

Perdón por lo del Gran Wyoming!!
Ja ja ja

12:54 p. m.  
Blogger Jaime said...

A Eleanor, la descubrí con ese tema "Woman's heart" a través del recopilatorio "The Collection" de Mary Black.

De esta canción, existe versión interpretada por McEvoy, por McEvoy/ Black, por Black, por Black/ Emmylou Harris,

Las grabaciones de de Eleanor eran impecables desde el primero, y cogió la costumbre de grabar directamente en Super Audio CD, haciendo las cosas de forma sencilla, pero impecable

Un lujo, ver a McEvoy en directo en el programa de Wyoming, cuando en aquella época se llevaba el play-back, pero en el programa de Wyoming había mucho directo (y de calidad, salió Michel Camilo, Tete Montoliu, además del Reverendo). Wyoming me caía genial.

No hay nada que perdonar, Monzón (Wyomning), previamente salía en una sección del impresionante programa musical presentado por Miguel Ríos "Que noche la de aquel año", y luego presentó unos programas de calidad en Telemadrid y TVE2, como se puede comprobar en el video. Siempre le suprimían programa. AQUELLO ERA TV DE BUEN GUSTO, ASÍ QUE NO HAY NADA QUE PERDONAR. El que tuvo más éxito, posteriormente, fue caiga quien caiga.

Es una pena que un tío que hizo programas de calidad, hoy haga, "El Intermedio" (con el que lleva más de un decenio, que no tenía mucha calidad, y con el tiempo se ha convertido en una bazofia, sin apenas gracia, presentado por todo un resentido, que se dedica a decir bastantes mentiras y noticias sin contrastar, y con bastante parcialidad (sin pedir perdón aun cuando tiene consecuencias en vidas ajenas) Sin embargo este programa no lo suprimen. Se ve que su deterioro físico, le ha acompañado a su deterioro moral.Pero ESO ES LA TV DE HOY, en la que ya no sale McEvoy.

6:40 p. m.  
Blogger Pepe said...

Je je, tienes toda la razón, Jaime, sólo pretendía hacer una gracia, pues el tono humorístico de Wyoming choca un poco con la seriedad de la música.
Buena crítica al panorama actual, tanto de Wyoming como de, especialmente, los programas musicales en TV, esos buenos programas que había antaño en cada cadena, y que ahora se reducen a conciertos (algunos muy interesantes, eso sí) muy de madrugada.
Menos mal que hay youtube!!

10:26 a. m.  
Blogger Jaime said...

Respeto a Wyoming, no hubiera dicho nada, pero como comentaste "Perdón por lo de Wyoming", me has dado pie, y desde luego, Reconozco que me he despachado a gusto con Wyoming. Lo cierto es que las grabaciones de imágenes televisivas de aquella época se han convertido en reliquias hoy en día. Voy a intentar tener la costumbre de volver a escuchar cada CD que comentas.

10:06 p. m.  
Blogger Jaime said...

Tan sólo un error, las versiones de Woman's heart son:
- Eleanor McEvoy
- Eleanor McEvoy & Mary Black
- Mary Black & Emmylou Harris
(Mary Black no la tiene en solitario)

Recuerdo que años más tarde, el tema aparecía en un anuncio de una chica que salía por la playa (no sé si era colonia, compresas, ...) y no fue el único anuncio

1:19 a. m.  
Blogger Pepe said...

Seguramente hubo más versiones, pero ninguna como la original. Hay una versión en directo en youtube en la que cantan, entre otras, Mary Black y Karen Matheson.
Por otro lado, he comprobado que ni el disco ni el single entraron en listas en España.

12:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home