18.8.08

BEAUTIFUL WORLD:
"In existence"

Es indudable que la publicidad es, cada vez más, otra forma de crear arte. En su afán de atraer la atención del espectador, los spots de televisión utilizan a su vez convenientemente la música, ya sea en forma de jingles o música incidental, tanto ya creada como compuesta para la ocasión. Entre homenajes, plagios, bastante música fácil y un sinfín de compositores anónimos de calidad sobrada, también han surgido pequeños fenómenos, nombres que han llegado a convertirse en ilustres en las Nuevas Músicas gracias al espaldarazo de un spot. Uno de los casos más importantes es el de Karl Jenkins, que antes de que un anuncio de joyas posibilitara el lanzamiento de "Diamond music", consiguió un éxito sin precedentes con un tema compuesto para el spot de una compañía aérea titulado "Adiemus", nombre a su vez del grupo ficticio que creó para la explotación de ese tipo de música multivocal. Otro ejemplo extraordinario del poder de la publicidad viene dado por el número 1 que Vangelis consiguió en Alemania (y otros países cercanos) con el tema principal de "1492: la conquista del paraíso", al ser utilizado éste en la campaña de márketing del boxeador Henry Maske; la curiosidad radica en que el disco había sido editado tres años antes y pasó sin pena ni gloria por el mercado discográfico alemán. Sin embargo me voy a detener en un tercer ejemplo anterior a esos, un disco surgido a raíz de los spots comerciales de una conocida marca de cerveza y de un champú, y cuyo creador, Phil Sawyer, también creó un grupo ficticio para su comercialización: Beautiful world.
Compositor y productor de cierto éxito desde los 70 tanto en el rock como el la música clásica, este londinense nacido en 1947 decidió dedicarse por completo a la música para televisión, documentales y publicidad. En 1992 le llegó un encargo de la marca Timotei para un spot rodado y presentado en Kenia, por lo que Phil escribió una música vocal de claras reminiscencias africanas, en concreto por la utilización del idioma swahili, lengua bantú hablada sobre todo en Kenia y Tanzania. El éxito de esta música le llevó a seguir por ese camino y crear el grupo Beautiful World ("palabras que hacen referencia a una naturaleza exuberante y bella", aclara Sawyer) para presentar su música, cuyo primer disco llevaría por título "In existence". Con la escucha de "In existence" somos transportados a lugares paradisiacos, a ese mundo hermoso que fascinó a este músico también como idea de esperanza. Así es "In the beginning", un despertar a ese paraíso situado en Africa, para el cual el coro swahili se ve arropado por una instrumentación que lo mismo puede encontrarse entre lo clásico y el ambient, cercano pero sin llegar a los límites electrónicos de grupos como Deep Forest, pero tampoco acogiendo más elementos autóctonos que las propias voces y ciertas percusiones. Como primer plato fuerte, "In existence" es la canción más conocida del álbum gracias precisamente a esos dos elementos, la marcada percusión y su conocido fraseado ('ulimwengu mzury ume zaliwa'), si bien fue la marca de cerveza Heineken la que obró el milagro de la comercialidad. El trabajo no queda ahí, encontrándonos con otros claros exponentes de una música emocional y fascinante, como "Magicien du bonheur" (cantada en francés), "I know" (en inglés), "The silk road" (instrumental), y por supuesto la canción del anuncio de Timotei que parece ser el origen de esta aventura, "Wonderful world". Sin embargo el álbum concluye con un bonito y sencillo tema ambiental, "The final emotion", dominado por un teclado muy vivo, que parece querer expresar categoricamente este bonito alegato ecologista que leemos en la contraportada: "Este ser hermoso, el planeta tierra, apoya sin cesar y sin condiciones las vidas de cada uno de nosotros. A pesar de eso, causamos en él estragos y destrucción. Creo el único modo de parar esta locura es un cambio, una revolución en los corazones de todos los seres humanos".
Años antes de la publicación de "In existence", Phil Sawyer acogió el budismo en su vida, y éste cambió también su modo de actuar musicalmente ("a través del budismo he aprendido que cada individuo tiene dentro de sí un potencial increible; cuando tengo un proyecto, dejo que ese potencial surja en mí"). En 1994 Warner Music publicó este disco lleno de humanidad y naturaleza (sólo hay que ver el video-clip de "In existence") donde Phil Sawyer se encargaba de la composición e instrumentación, con la colaboración de numerosas vocalistas femeninas, entre las que destacan Cori Josias, Ella Harper, Beryl Marsden, Russian Roulette, y la puntual aparición de Miriam Stockley, que sólo un año después se convertiría en la voz de Adiemus, un proyecto muy parecido al de Phil Sawyer (aunque con elementos religiosos y más contemporáneos) que años después parece haber envejecido mejor. Aún así, aconsejo rescatar por un momento este primer trabajo del grupo Beautiful World y relajarse con su paz y armonía.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Anonymous dmode said...

Increíble que semejante pedazo de disco no tenga comentarios. Yo lo conocí a través de una amigo que me lo dejó (en cassette, jeje), y me pareció una maravilla. Alguna composición se puede hacer un poco pesada, pero por lo general un gran disco. Mi favorito es el primer tema, "In the beginning" espectacular.

3:10 p. m.  
Blogger Pepe said...

Tienes toda la razón, dmode, y te agradezco que abras el fuego, aunque sea 6 años después!!!
Buen disco, en una época en la que abundaban estas iniciativas etno-tecno con, en general, buena fortuna.
Saludos.

12:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Un disco extraordinario. Si me tuviera que llevar uno a una isla desierta, sin duda, seria In Existence.

7:03 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home